Tecnobrega

Deize Tigrona

Banda Uó

Colores vibrantes, imágenes mal recortadas en photoshop, letras obscenas, violación a derechos de autor, cultura de cooperación social, actitud “hazlo tu mismo”, fiestas masivas, moda de hipster y bastante flow y beats: Son algunos de los muchos conceptos que caben en el tecnobrega o electrobrega: la música del norte de Brasil que nace libre.
Así que para entrar en el mundo de este peculiar estilo de música que dista un poco de la relajante y popular bossa nova, comencemos por el nombre: ¿Qué significaTECNOBREGABueno simple: TECNO: De música electrónica, en este caso con beats similares a los de los años 80’s y BREGA: Que se podría interpretar como Kitsch, ya saben de estética un poco de mal gusto o como otros decimos arriesgada o atrevida.
El proceso creativo y distribución de este estilo de música es interesante,  ya que emplea la piratería como eje principal pero con un inteligente giro. La música es creada por productores muy talentosos regularmente dotados de buenos equipos de computo, pero en estudios muy precarios muchas veces improvisados en sus casas, y aún cuando hay canciones 100 por ciento originales, muchas de ellas cuentan con samples de canciones famosas remixadas, de las cuales no se cuenta con los derechos de autor. Regularmente el resultado es una versión extremadamente pegajosa y muy bailable, y esto es sólo el inicio. Los artistas no venden sus canciones: Las regalan a los vendedores ambulantes que hacen compilaciones en CD piratas y los venden a precios muy accesibles, ingresos que los productores jamás recibirán.
Pero aquí es donde entra lo interesante, los CD’s vendidos se vuelven souvenir y medios de difusión para fiestas Tecnobrega, y los CD’s al ser un producto altamente comercial, se vuelve populares y ayudan la congregación de hasta 15,000 personas en estos eventos que para ponerlos en un contexto más local tendrían al estética de las fiestas sonidero que se celebran en México, y ahí es donde entra el factor rentabilidad de todos los involucrados.
Otro aspecto que vale la pena resaltar es la estética del movimiento, una delicada mezcla entre, hipters, reaggetoneros, rockeros de los 80’s y sambistas, envueltos en entornos urbanos como mercados, llenos de colores brillantes, rodeados por tipografías que parecía jamás podrían ser mezcladas, producciones audiovisuales que son quizás demasiado punk, luces neón y pero eso sí: Mucha creatividad.
La popularidad es tal, que muchos artistas y productores hoy ya son parte esencial de la escena musical brasileña como Jaloo, Banda Uó, Gaby Amarantos o Deize Tigrona. Este sonido que en algún punto podría parecer la versión “caipirinha” del reggaetón, ha llamado la atención incluso de la interesante serie de minidocumentales “LATAM Beats” de la BBC Mundo.
Así que abramos nuestros oídos, soltemos el cuerpo y cedamos ante los encantos del Tecnobrega, un aspecto más de lo que para muchos es el lejano portugués.