Thiago Pethit

Cuando pienso en Thiago Pethit, francamente pienso hipsterismo, en soft porn, ambigüedad sexual y a pesar de ser un artista relativamente nuevo, me imagino todo eso en un contexto rollo “The Facory” de Andy Warhol; su look y actitud de rockstar chapado a la vieja escuela combinan a la perfección sus sensuales letras, por ejemplo:

“Quero entrar no teu carro e fugir com você…Você foi o mais perto que cheguei de morrer…”

De su canción “Romeo” del disco “Rock’n’Roll Sugar Darling“, que cuando la comienzas a escuchar, de repente te dan unas ganas de abrir un Jack Daniel’s, beber directamente de la botella y sacar toda tu actitud de James Dean.

Este cantante, compositor y también actor de São Paulo, tiene una formación en literatura y dio un salto de la poesía a la música mudándose a Buenos Aires, Argentina donde estudio canto y composición de tangos. La primera vez que lo escuché fue mientras vivía en España y una amiga me dedicó su canción “Mares da Espanha”, el track era una balada rock extremadamente sexy… Pero fue cuando vi el vídeo de “Moon”, un corto en blanco y negro, que fue cuando me volví fan, y lo presentaba como un músico alternativo con un estilo total definido.

Al igual que muchos músicos brasileños de su generación, puede expresar su propuesta musical sin problemas en portugués, así como en inglés o español. Ha probado también ser muy sociable haciendo colaboraciones con cantautores brasileños como Dom La Nena, Tiê, Helio Flanders o Johnny Hooker. También ha sido premiado por MTV Brasil como la “Mejor Apuesta Musical”.

Por estos días, se presenta en su faceta de actor con el film “Amores Urbanos”.

Los invito a entrar al país de las maravillas de Thiago Pethit y al regreso nos leemos en la próxima Região Sônica. Sorprendente.

Submit a comment